Industria

¿Qué ventajas tiene la lubricación automática?

Lubricacion automática de maquinaria industrial

El día a día provoca fricción y desgaste en la maquinaria y los sistemas productivos. El rozamiento de las piezas conlleva una pérdida de energía mecánica que se traduce en un calentamiento de los engranajes que ocasiona tanto calentamiento, como deformaciones y gripajes de las piezas.

De igual forma, cuando la maquinaria está en reposo, el rozamiento provoca adherencia que es importante reducir para disminuir los esfuerzos necesarios para la puesta en movimiento. Así, la lubricación se convierte en la “clave” de un funcionamiento óptimo de las maquinarias y sistemas productivos.

El progresivo avance ha permitido pasar de procedimientos manuales a sistemas de lubricación automática. Los nuevos equipos suelen incluir de serie este sistema, pero también se puede montar uno en aquellas máquinas que no lo traigan de fábrica.

¿Qué permite la lubricación automática? Asegurarnos que durante el funcionamiento de la maquinaria todos los puntos de rozamiento cuentan con una película de lubricante óptima, evitando que se sequen.

lubricacion automatica para maquinaria industrial

Ventajas de la lubricación automática

La aplicación de un sistema de lubricación automática reporta claros beneficios  a la empresa: mientras la máquina está en marcha, se suministra el lubricante de forma automática a todos los puntos de lubricado conectados evitando así el desgaste diario.

Por su parte, cuando no se dispone de un sistema de lubricación automática, es el operario el que debe realizar estas tareas manualmente: diariamente debe lubricar todos los componentes. Si el engrase se realiza de esta manera, suele suceder que los puntos que precisan de más lubricación están sin lubricante durante un tiempo, lo que provoca fricción, desgaste prematuro y una posible rotura.

Las ventajas de la lubricación automática de maquinaria industrial son tanto económicas como productivas:

  • Permite la renovación constante de lubricante en el punto de aplicación.
  • Facilita intervalos de mantenimiento programados.
  • Garantiza la lubricación fiable y precisa cada 24 horas. Asimismo, la dosificación se programa desde 1 día a 24 meses.
  • Con la lubricación automática se reduce el consumo de lubricantes y costes de mantenimiento, al distanciarse las intervenciones provocadas por el desgaste.
  • Permite un amplio rango de temperaturas de servicio, desde -20º hasta +60ºC.
  • Aumento de la seguridad en las instalaciones.

Todo ello se traduce en una reducción de costes de mantenimiento, dado que se amplían los intervalos de tiempo para las intervenciones provocadas por el desgaste. Este cuidado influye también en la vida útil de las máquinas, que se prolonga. 

Por tanto, si estás pensando en aplicar un sistema de lubricación automática, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En LUFILSUR, trataremos de buscar la solución más adecuada para tu empresa. 

author-avatar

Acerca de LUFILSUR

LUFILSUR comercializa aceites, grasas y productos específicos para el mantenimiento de procesos industriales. Ofrece también servicio de asesoramiento especializado para diferentes ámbitos sectoriales.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *